lunes, 22 de enero de 2007

Análisis del mapa EL COMERCIO EUROPEO ENTRE LOS SIGLOS XIII Y XIV

  • ESPACIO FÍSICO REPRESENTADO: prácticamente toda Europa,norte de África, oeste de Asia, y los mares Mediterráneo, Negro, del Norte, Báltico y el Océano Atlántico.
  • TIEMPO: siglos XIII, XIV y XV.
  • LEYENDA: mediante circunferencias rojas nos presentan los principales centros industriales y comerciales; mediante líneas rojas, las rutas terrestres; mediante líneas verdes, las rutas marítimas mediterráneas y atlánticas; mediante líneas azules, las rutas marítimas de la Hansa; mediante flechas negras, las rutas de Oriente; mediante flechas naranjas, las rutas africanas; con puntos verdes, principales ciudades con feria; y con puntos negros, otras ciudades importantes.
  • ANÁLISIS DEL MAPA: nos encontramos ante un mapa histórico que representa el comercio europeo entre los siglos XIII, XIV y XV. En él podemos apreciar una variedad de rutas terrestres y marítimas:
    • Las rutas asiáticas, provenientes del este o nordeste de este continente, aportan al comercio europeo trigo, pieles, madera, tapices, sedas, especias y perfumes. Penetran en el Mediterráneo a través del Mar Negro (con Constantinopla como puerta) o de Antioquía. Reciben, a cambio de sus productos, mercancías europeas como tejidos, armas y herramientas.
    • Las rutas africanas aportan oro del Sudán y esclavos, insertándose en el Mediterráneo a través de Tlemecén.
    • Las rutas mediterráneas reciben tanto los productos asiáticos como los africanos y llevan a esos lugares productos europeos. Con centro en Sicilia se conforma una red de puertos muy importantes (Venecia, Mesina, Marsella, Barcelona, Tlemecén, Túnez, Alejandría, Antioquía y Constantinopla).
    • Las rutas atlánticas continúan la red mediterránea a través de puertos como Sevilla, Lisboa, Santander, Bilbao y Salisburg, aportando, además de los productos mencionados anteriormente, lana, hierro y vino.
    • Las rutas de la Hansa ocupan el Mar Báltico y parte del Mar del Norte, llevando madera, trigo, ámbar, pieles y lino.
    • Las rutas terrestres ponen en contacto las rutas mediterráneas con las atlánticas y las de la Hansa a través de una serie de ciudades, la mayoría de ellas con ferias importantes: Milán, Lyon, Augsburgo, Nuremberg, Frankfurt, Leipzig e Ipres.
    • Casi todas las rutas, terrestres y marítimas, convergen en los dos grandes centros industriales y comerciales europeos de la Edad Media: el norte de Italia con ciudades importantes como Milán, Génova, Pisa, Florencia y Venecia; y Flandes, con ciudades como Amberes, Gante, Brujas e Ipres.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

muy interesante

Anónimo dijo...

maravillosa pagina

Anónimo dijo...

muy bueno para estudiar

Anónimo dijo...

BUENISIMO

Anónimo dijo...

muy bueno

Anónimo dijo...

me habeis ayudado mucho gracias

Anónimo dijo...

pa k kieres saber eso jaja saludos

Anónimo dijo...

hay alguno del comercio de la seda

LO NECESITO YAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Gracias y me encanta tu blog