Análisis de un mapa sobre LA EXPANSIÓN MILITAR CRISTIANA

Una coalición de los reinos cristianos peninsulares derrotó a los almohades, que habían invadido la Península y frenado el avance cristiano, en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Tras ella, el dominio territorial cristiano aumentó considerablemente, reduciendo la presencia musulmana al reino nazarí de Granada.
La victoria de las Navas de Tolosa permitió a las tropas castellanas avanzar sobre los valles del Guadiana y Guadalquivir. La conquista fue muy rápida y se concretó en: 
  • El reino de León ocupó las tierras de la Baja Extremadura (1228). 
  • Tras la unión de Castilla y León se conquistaron el valle del Guadalquivir (Fernando III) y las costas de Cádiz y Huelva (Alfonso X).
  • A finales del siglo XIII se ocupó Tarifa para controlar el Estrecho. 
Paralelamente, los portugueses finalizaban la conquista de su territorio con la toma de Faro (1249).
En el siglo XIV, a pesar de la victoria del Salado (1340), la crisis detuvo el avance cristiano, estabilizándose la frontera con el reino de Granada, que caería ya en tiempos de los Reyes Católicos, en 1492.
A principios del siglo XIII, la expansión aragonesa fue frenada por los franceses en la batalla de Muret (1213). A partir de entonces, Aragón dirigió sus esfuerzos hacia el sur y el Mediterráneo:
  • Conquista de las Islas Baleares entre 1229 y 1287.
  • En 1238 iniciaron la conquista de Valencia que se completó ya en el siglo XIV con la toma de Alicante en 1304. 
Las tropas castellanas y aragonesas se encontraron en la actual Murcia, firmándose el Tratado de Almizra, por el que estas tierras quedaron en manos castellanas. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis del mapa EUROPA A COMIENZOS DEL SIGLO VI

ESQUEMA sobre LA ROTACIÓN DE CULTIVOS

Análisis de un mapa sobre LOS REINOS GERMÁNICOS EN EL SIGLO V